La ilusión de volver a nutrir el alma viajera

Una de mis últimas escapadas @rusticae me hizo valorar un gran detalle: lugares bonitos hay muchos, sin embargo, no son tantos los que logran hacerte sentir ese “algo más” que todos esperamos encontrar. Es algo así como lo que pasa con las personas atractivas a primera vista, sólo cuando descubres lo que hay detrás de su apariencia, te encandilan profundamente o no.

@canllucibiza es precisamente un claro ejemplo de flechazo y enamoramiento creciente según pasan las horas, lo tiene todo. Y por fin reabre sus puertas el 1 de julio! En pleno corazón de la isla de Ibiza, en San Rafael, sus dueños Tina y Lucas transmiten a cada huésped el amor por su proyecto de vida, una maravillosa finca ecológica de más de 300 años arropada por pinos, olivos, viñas, limoneros y un gran árbol de laurel, del que saqué unas hojas para mis recetas. Gracias Lucas. 🙂 Me encantó la sensación de tener una “casita propia” dentro del recinto, en lugar de la clásica habitación de hotel. Villas apacibles restaruadas con sus buenos muros de piedra, techos de madera, porches al estilo ibicenco y mobiliario moderno. “No me creo que esté aquí” es lo primero que pasa por la cabeza al llegar. No es lo mismo desayunar en un buffet impersonal, que compartir un desayuno casero con productos locales acompañada del propietario mientras te cuenta la historia familiar del hotel, en seguida entiendes el mérito que hay detrás de un gran trabajo, reconocido por el merecido Premio Producto Internacional 2019 de Rusticae. No es sólo un flechazo a primera vista, este lugar conquista de lleno por su carisma y dedicación.

Mi recuerdo favorito, la atención amable y cariñosa de Tina y Lucas, sin duda. Conseguísteis estirar al máximo las horas de disfrute de mi corta visita. Una recarga de energía limpia, apacible y cariñosa.
Muchísimas gracias por estar tan pendientes de todo. Sois mi escondite preferido en la isla para cuando reanudemos nuestra marcha habitual. 🙏🏼✨

Comparte en redes sociales:

Entradas recientes