La puerta energética está abierta

El cuerpo empieza a abrirse energéticamente en estos primeros días de primavera, como la propia naturaleza. Ahora se puede empezar a limpiar en profundidad y aún tratándose de una costumbre extendida, y en algunos casos beneficiosa, llevar a cabo una depuración del organismo en primavera, es algo que no todo el mundo necesita hacer. O no se sabe hacer bien… depurar con el objeto de perder peso no debe implicar pasar hambre, y mucho menos debilitarse.

Si durante el invierno ha habido un consumo excesivo de huevos, quesos, salados, embutidos, carnes, harinas horneadas y azúcar, lo más seguro es que haya un estancamiento de energía interior. El proceso de depuración tiene que actuar lentamente en sus diferentes fases, empezando por activar el metabolismo y diluir la energía estancada en el hígado.

La primavera empuja a que todo lo nuevo surja, y al potenciar el hígado, se propicia el renacer de ideas, proyectos y propósitos. El hígado a su vez, administra la energía de la vista, la mayor en gasto energético después del cerebro, y al igual que sucede en primavera, nos da inspiración, creatividad y deseo por la vida.

Si sientes debilidad general, falta de fuerzas, decaimiento o molestias de tipo alérgico, tu hígado está débil y conviene ayudarle introduciendo en las comidas gran variedad de verduras de temporada como los espárragos trigueros, las endibias, judías verdes, puerros, escarola, ortiga, zanahorias, hinojo, etc., así como frutas ricas en vitaminas como los fresones, arándanos, nísperos o el aguacate… en el próximo boletín de noticias comparto una receta sencilla y sabrosa a base de verduras de temporada para mantener a raya la astenia primaveral. 🙂 (www.mariakindelan.com/contacto/).

Hoy puede ser un buen día para observar de forma consciente los nuevos brotes que se van abriendo paso a nuestro alrededor. Así se recarga la energía a nivel sensorial … de qué cosas necesitamos “depurarnos” realmente en primavera?

 

Comparte en redes sociales:

Entradas recientes